lunes, 10 de junio de 2019

It hurts

Demasiado corazón para mí, porque por muy lejos que te hayas ido, te sigo extrañando. Porque sé que el amor es idiota y cuando veas que es un gilipollas, que nos ha separado, espero verte regresar, espero quizá demasiado.

Porque a veces las cosas eran mejores en los viejos tiempos. Como antes de llegar al final del cómic (o ni eso) y descubrir cuanto daño puede hacer un ser por amor...


domingo, 28 de abril de 2019

Liláceo

Me da miedo descubrir que en esa cinta van a matarte. Porque como todos los grandes villanos, deben ser derrotados por los buenos. Me palpita el corazón cuando lo pienso. Y se frunce mi ceño.

Dime, ¿crees que sobrevivirás o ya quieres morir?


martes, 26 de marzo de 2019

Seguimos con lo mismo

Sigh, cuando crees que lo llevas mejor, siempre vuelve para darte una patada en el gluteus maximus... Qué pereza ya de todo, ¿no?


lunes, 25 de febrero de 2019

Rémoras

Resumen breve: Es una mierda de mañana...

Sigo con las rémoras de su último estúpido e inútil ataque. Niñato malcriado. Eso es lo que en verdad es. Eso y un celoso. No es capaz de ver como la gente de su alrededor es feliz si la cosa no va con él.

¿Pues sabes qué?


domingo, 24 de febrero de 2019

¿Volver?

Perdonadme por desaparecer tan de improviso, sin noticias, sin aviso y si nada. Es simplemente, que la rutina al final acaba imponiéndose. Pero tengo serias intenciones de volver.

De verdad.

Porque me ayudaría hacer este pequeño proyecto. De desmigajar un dolor que no debe estar ahí, porque no tiene lugar ni cabida. De hecho, no es dolor. Es más bien malestar. Y nada más...


viernes, 24 de agosto de 2018

#Ralladasmentales - Muack muack

¡Feliz viernes! Y como ya hemos llegado al final de la semana, he aquí una nueva sección de #Ralladasmentales. Haciendo un poco de memoria, en el capítulo (patético) anterior, lo habíamos dejado en que se creaba el suspense porque se iban a besar. Y efectivamente, empezamos el capítulo nueve con ese afamado beso. ¡Lo mejor de todo es que es el primer beso de la mujer adulta con trabajo, ya no secuestrada porque es +18!


Después de besarla Justin quiere hablar del beso. En plan... ¿en plan qué? ¿Que ha sido un accidente? Y Rayita "no, lo siento, solo fue un impulso". Claro, claro. Como que has hecho lo que todas las fanáticas piensan (eso y cosas peores, guapa). Y después de esa escena tan, tan, TAN romántica, continúan el estúpido juego de 20 preguntas. Como si nada.

Entonces a Justin le da por preguntar si Rayita, a la que acaba de besar, tiene novio. Vaya, eso deberías haberlo preguntado antes, ¿no? Aunque creo que como fanática tiraría por la borda a ese muchacho con tal de acostarse con Justin.


Entonces vuelven a morrearse. Para vomitar, claramente... para luego cuestionarse sobre el beso y esas vainas adolescentes. Y Justin, su valiente héroe rechazado por la loca de Rayita, es salvado por Justin, de un precipicio, nada menos. ¡Un precipicio que Rayita no vio porque es miope!


En fin, después de continuar con el cursillo de supervivencia (¿o más bien el cursillo para enrollarse?) se supone que tenemos que gozar con la vista de Justin sin camiseta y adentrándose en la playa y poco más reseñable. Bueno, que la autora puso que qué nombre debería tener la mejor amiga de Rayita, que empieza dentro de poco la universidad (¡¿en serio?! Porque yo habría jurado que iba a la ESO)... y así termina el capítulo nueve, tan agónico como los demás.

Y ahora, después de echar un vistazo a la timeline, veo que nos queda mucho, mucho por delante. ¿Tendremos suficiente presencia de ánimo para llegar hasta el final? Francamente, no lo creo.

¡Feliz fin de semana!



viernes, 17 de agosto de 2018

#Ralladasmentales - Iguanas asesinas

Un nuevo viernes trae consigo un nuevo capítulo de la bazofia que estáis esperando. ¡El capítulo ocho de Salvando a Justin Bieber...! Como si pudiera haber otro por igual... ¿Estáis listos?


Por lo visto, Rayita se marea con facilidad en coche. Y resulta que trabaja, no os lo perdáis, como Contador Público. ¿No era una estudiante? ¿En qué quedamos? ¿Cómo es que vive con sus padres? ¿No es una adolescente?


Justin por supuesto dice que pensaba que era psiquiatra o algo así, por todo lo que hace por él. Claro, claro, si es que la has secuestrado, ¡pedazo de alcornoque! ¿O no? Porque en teoría es mayor de edad... Uf, ya no sé que pensar...

Ujum... Pues el caso es que en vez de un día de playa, van a tener un día de supervivencia. Y por supuesto, Justin sigue pensando en el alcohol. Supéralo ya, por Dios, que hay más vicios en el mundo...

Total, que después de muchas cosas insulsas y aburridas (como que no saben usar una triste brújula...) vemos el espectacular drama de Rayita huyendo de iguanas, porque se ve que les dan miedo o algo, gritando al borracho ese para que la salve... ¿Eso va a ser todo lo interesante que pase en este episodio? Parece que sí.

Vemos la forma cutre de poner un flashback de una niña llorando porque se ha caído y un fin de flashback. Jajajaja, es que me muero de la risa de lo ridículo que es todo. Rayita haciéndose la interesante después de desmayarse por unas iguanas, jajajaja. 


Al final, acaban jugando a las 20 preguntas, una forma muy sutil que tiene Rayita de averiguar más cosas de Justin. Ya te ves a la autora fanática recorriéndose la red para saber o inventar directamente, elegir la opción que más verosímil os parezca. Y Justin averigua que Rayita le tiene miedo a las iguanas porque una vez salieron un montón de la nada (tal y como lo pinta parecía una auténtica invasión iguanera...) y la rodearon. Ajá.


A lo mejor era Justin pero ella no se dio cuenta y tuvo que presentarse bajo su forma humana... pero no, pobres iguanas, que las estamos insultando... 

Y termina el episodio con ellos dos caídos en el suelo (aburrido todo), en plan, nos vamos a besar. Os apuesto un penique a que al final quedará en nada.

Nada más por hoy, a Dios gracias. Nos vemos la semana que viene, a ver si sobrevivimos a esta... cosa...